Ajedrez Encarnaceno
Artículos Originales para Jugadores de Club

Un Hecho Improbable

octubre 21, 2015
Foto: chess.com

Foto: chess.com

En cualquier deporte el árbitro es un personaje que por lo general pasa desapercibido cuando su trabajo es satisfactorio. Trágicamente para ellos esto no siempre es posible y más aún cuando se presentan situaciones difíciles y hasta únicas que —evidentemente— no estarán cubiertas por el reglamento que los rige.

El episodio ocurrido durante el Torneo Mayor 2015 dejó expuestas algunas aristas del reglamento y para echar algo de luz sobre ellas el AI Julio Ingolotti responde seis preguntas relacionadas al tema.

Para los que aún desconocen la historia, durante la sexta ronda del certamen, el MN Paulo Jodorcovsky elevó un reclamo al árbitro alegando que su rival, John Heinichen, habría soltado su rey en una casilla y luego lo habría movido nuevamente.

Aparentemente un testigo que se encontraba siguiendo la partida avalaba el reclamo del primer jugador. Heinichen negó la acusación y finalmente el árbitro dejó continuar la partida. La misma terminó en tablas jugadas después.

Jodorcovsky pidió formalmente la intervención del Comité de Apelaciones y tras una dura deliberación —al decir de los protagonistas— el fallo final lo favoreció, sumando un punto como ganador de la contienda. Sin dudas una situación muy difícil, tanto para el árbitro como para los miembros del Comité.

• ¿Cuál debería ser el proceder de un árbitro ante un reclamo que él mismo no puede constatar según los elementos que dispone, seguir la partida o suspenderla hasta tanto no se aclare el problema?
En situaciones no contempladas explícitamente en los reglamentos, el árbitro debe recurrir a su buen criterio para dar el fallo. Obviamente, en estos casos, los criterios pueden diferir entre uno y otro árbitro. Cada caso debe ser analizado por el árbitro y, según el caso, resolver si seguir o suspender momentáneamente la partida.

• ¿Cuál es la posición de la FIDE respecto del testimonio de un testigo para decretar un fallo arbitral?
En los reglamentos no se contempla explícitamente el caso. Cuando dimos el curso para árbitros de la FIDE, a cargo del Árbitro Internacional mexicano Santiago García Ramos, en el cual asistimos varios paraguayos (Gustavo Vera Salinas, Walter Cubilla, Fernando Zárate, Gaby y Miguel Vargas, etc.), una clase trató del tema “pieza tocada”. La posición de nuestro profesor era tajante en que no debía darse participación al público en la toma de decisión. Si el árbitro no vio el hecho y hay palabra contra palabra, se supone que el hecho no ocurrió y sigue la partida.

En realidad, en ningún deporte se da participación al público, aunque entre estos puedan estar personas honorables e imparciales. Si en un partido de fútbol se produce mano penal y no lo ve el árbitro ni sus asistentes, no se cobra aunque lo haya visto todo el público. Yo soy del criterio de no dar participación al público, por eso, los árbitros deben estar atentos a las partidas todo el tiempo, y de acuerdo al número de participantes, se debe contar con un número adecuado de árbitros asistentes.

Quiero dejar constancia que en el problema ocurrido en el Torneo Mayor, ambos jugadores involucrados (Paulo y John), y el testigo (Manuel Lugo), son amigos míos a quienes respeto y aprecio, por tanto mi posición no tiene ningún sesgo por cuestiones personales.

• ¿Si la planilla fue firmada por ambos jugadores, puede aún un jugador elevar una protesta?
En los reglamentos no figura eso en forma explícita. Sí dice que en el reglamento del torneo debe indicarse el plazo límite para elevar una protesta.
Yo opino que si el jugador no está de acuerdo con una decisión del árbitro y va recurrir al Comité de Apelaciones, debe dejar sentada una observación en la planilla, con su firma y la del árbitro. De esta forma se sabe que el jugador va a elevar una protesta.

• En su opinión, ¿por quienes debería estar conformado un Comité de Apelaciones?
El Comité de Apelaciones en mi opinión, debería tener al menos una persona bien compenetrada de los reglamentos. Una realidad es que todavía los jugadores paraguayos en general, salvo excepciones claro, no conocen a fondo los reglamentos,  por lo que integrarlos sólo con jugadores quizás no sea lo mejor.

• ¿Qué opina del fallo del Comité de Apelaciones en la partida Jodorcovsky contra Heinichen del Torneo Mayor?
Yo creo que nadie puede dudar de la integridad de los tres miembros que integraron el Comité de Apelaciones y que los mismos emitieron su fallo en forma absolutamente honesta y a conciencia. Yo particularmente no estoy de acuerdo con el fallo del Comité, pero de ninguna manera atribuiría el hecho a mala fé alguna.

Las decisiones del Comité de Apelaciones son definitivas de acuerdo a los reglamentos, y la Federación actuó correctamente al mantenerse al margen del problema, dejando que funcionen las instancias previstas y respetando las jurisdicciones de las mismas.

• ¿Tiene el árbitro la facultad de anular una partida al no poder fallar a favor o en contra de un reclamo como en este caso? Suponiendo que solo se cuenta con la palabra de ambos jugadores.
Si bien las Leyes del Ajedrez no contemplan explícitamente que un árbitro puede anular una partida, en el punto 7.3 puede entenderse que lo puede hacer. Dice que si una partida comienza con colores invertidos, la partida debe continuar, salvo que el árbitro decida lo contrario. Yo entiendo que a su criterio, el árbitro puede anular la partida y comenzarla de nuevo con los colores correctos.

Un árbitro puede dar por perdida la partida a un jugador, o a ambos, si a su criterio uno o ambos jugadores han cometido irregularidades que americen la medida. En el caso presentado en el Torneo Mayor, creo que tal medida hubiera sido desmedida.

Este artículo corresponde a la categoría Entrevista y Reglamento. Clasificado según los tags .

2 thoughts on "Un Hecho Improbable"

  1. Luis Perez dice:

    Julio Ingolotti contesta: ¿Si la planilla fue firmada por ambos jugadores, puede aún un jugador elevar una protesta?
    “En los reglamentos no figura eso en forma explícita.”

    AI Ingolotti, lea y conozca las Leyes FIDE vigentes. En el texto sancionado en el 84° Congreso de la FIDE Tallin y que entraron en vigencia el 01.07.2014 dice expresamente (o si quiere “explicitamente”):

    “Art: 11.10
    A menos que las reglas de la competición especifiquen lo contrario, un
    jugador puede
    apelar contra cualquier decisión del árbitro, aunque el jugador haya firmado la planilla
    (véase el Artículo 8.7)”.

    Ver la versión original en inglés en el Handbook: https://www.fide.com/fide/handbook.html?id=171&view=article

  2. Rodrigo dice:

    Me parece una mariconeada tremenda.. si no fue una jugada de mala fe, y si el árbitro no vio, ya esta hay que dejar pasar. No hacia falta la apelación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *