Ajedrez Encarnaceno
Artículos Originales para Jugadores de Club

Una Ruy López del IRT Encarnaceno

abril 14, 2015

img_1693El IRT 400 años de la Ciudad de Encarnación se ha llevado a cabo entre el 2 y el 5 de abril. Fue un gran torneo y una fiesta del ajedrez, con muchísimos participantes y la presencia de fuertes exponentes del deporte ciencia, tanto nacionales como de Misiones, Argentina. También fue una gran oportunidad para muchos jugadores encarnacenos de competir en su primer IRT.

Hablando de la acción dentro de las 64 casillas, en este artículo presento un análisis de una de las partidas que me tocó jugar. Siempre resulta más deleitoso analizar una partida ganada, pero en este caso preferí traerles una que terminó en tablas.

La elección se debe a que de dicha partida se pueden sacar algunas pequeñas lecciones de apertura para los aficionados, y porque presenta grandes complicaciones en el medio juego y final, con variadísimas opciones que podrían interesar además a jugadores más fuertes.

La partida me enfrentó con blancas contra Víctor González, que desde hace pocos años vive en Encarnación, y podríamos decir que juega ya como representante de la Perla del Sur. Destaco en la partida cuatro posiciones clave, o al menos instructivas, que veremos en diagramas con breves comentarios, y luego pasaremos a ver la lucha completa.

En esta posición quisiera mostrar algunos detalles de la apertura española. González jugó aquí 4…a6. Este orden ya en la partida me pareció incorrecto, pues pareciera que cae el peón de e5. Ciertamente cae, pero por no conocer en detalles la teoría, y porque no quería perder mucho tiempo en la apertura analizando variantes que podrían no llevar a nada, me decidí por 5.Aa4. El peón cae con 5.Axc6 dxc6 6.Cxe5, y el recurso 6…Dd4 no funciona, pues sigue 7.Cf3 Dxe4 8.Te1, y sucumbe la dama negra. En caso de 6…Cxe4, la sencilla 7.Te1 da gran ventaja a las blancas, pues el caballo negro no puede retirarse debido a 8.Cxc6+ con funestos resultados para las negras; 7…f6 se castiga con 8.Dh5+. Otra línea es 7…Dd4 8.Cf3 Dxf2+ 9.Rh1, etc.

Es bueno notar el detalle que en la variante del cambio el peón e5 no cae, pues luego de 1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Axc6 dxc6 5.Cxe5 Dd4 6.Cf3 Dxe4+; las negras recuperan el peón. La diferencia con la variante anterior está en que aquí las blancas aún no se han enrocado.

En caso de que González hubiese jugado 4…Ae7, el peón tampoco cae, pues al ir la dama negra al capturar en e4, no queda clavada luego de 8.Te1. Veámoslo: 1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 Cc6 4.0-0 Ae7 5.Axc6 dxc6 6.Cxe5 Dd4 7.Cf3 Dxe4 8.Te1 Dg6 y ya las negras preparan Ae6 y enrocarse.

Con 4…Ac5 el peón tampoco cae, pues luego de 1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 Cc6 4.0-0 Ac5 5.Axc6 dxc6 6.Cxe5 Cxe4 la torra blanca no puede ir de momento a e1 por la captura del alfil negro en f2. Sin embargo, las blancas pueden echar mano de otro recurso: 1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 Cf6 4.0-0 Ac5 5.Cxe5 Cxe5 6.d4 que da a las blancas una pequeña ventaja de espacio.

El alfil blanco de c2 está en peligro, pero aún no cae con 21…b3; pues sigue 24.axb3 cxb3 25.Ad3. González jugó astutamente 21…Tab8. Creyendo que mi alfil seguía a salvo dejé escapar un detalle, y continué con 22.Cf3? Ahora se pierde calidad. 22…b3 23.axb3 cxb3 24.Ad3 Cxd3 24.Dxd3 Ab5. Las negras tienen ventaja material, pero afortunadamente para mí, logré crear varias amenazas en el flanco rey, gracias a la movilidad de mis piezas en dicho flanco. González no estuvo muy preciso en la defensa, permitiendo incluso que las blancas estén ganadas en cierto momento, pero no acerté a encontrar la mejorar continuación, quizás debido al cansancio y al apuro de tiempo en posiciones complejas. Veamos esos momentos en los diagramas 3 y 4.

Existe una gran presión sobre el monarca negro, pero ninguna amenaza en concreto. González juega 31…Cf6? En cambio 31…a3; generaba un fuerte peón pasado que las blancas no podrían ignorar. Se siguió 32.Ch6+ Rh8 33.Axf6 Txf6 34.Txf6 gxf6 35.C4f5. La amenaza de la penetración de la dama blanca en las entrañas mismas de la defensa negra vía e2 y g4 garantiza al menos las tablas para las blancas. González continuó con 35…Dd7?, tras lo cual las blancas tienen ataque ganador, aunque no es fácil encontrar las continuaciones precisas, y más con el apuro de tiempo que ya sufríamos ambos jugadores.

Con apenas un poco más de un minuto en el reloj, sólo veo la continuación que da tablas. Se gana con 38.Dc4. Las blancas amenazan 39.Cxf7+, también con tomar el alfil, y el peón de d6 sigue siendo peligroso. Las negras no podrían parar todos los golpes. En la posición continué con 38.d7?, que si bien aún podría dar la victoria a las blancas, las negras ya escapan de los principales peligros que la acechan. De aquí en adelante seguimos con González la línea que da tablas.

Veamos ahora la partida completa.

Este artículo corresponde a la categoría Análisis y Apertura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *