Ajedrez Encarnaceno
Artículos Originales para Jugadores de Club

El Gambito Volga

octubre 20, 2014

Con este nombre resulta difícil no hacerse una imagen idílica del río Volga y de los cientos —sino miles— de aficionados al ajedrez que se reúnen a sus orillas a pasar un buen rato entre partidas rápidas y bromas amistosas en las diversas ciudades que baña en su recorrido. Sin embargo, el fin que persiguen las negras con este gambito no es nada amistoso para con las blancas. Así como el Volga es el río más caudaloso de Europa, lo que el negro trama con esta apertura es montar un caudaloso ataque sobre la fortaleza blanca, utilizando como cauce principal el flanco dama, que abren apenas empieza la lucha.

Es sabido que a muchos jugadores que gustan del ataque y las posiciones abiertas les resulta incómodo jugar el gambito de dama, especialmente con negras, pues tras pocas jugadas suelen dibujarse en el tablero posiciones cerradas con leve dominio territorial blanco y la partida se desarrolla en un juego de lentas maniobras de carácter estratégico, donde queda poco espacio al torrente táctico al que adscriben muchos jugadores. Una opción muy popular para escapar de estas posiciones cerradas es la Defensa India de Rey, una de las armas preferidas del Ogro de Bakú. También existen otras, quizás menos conocidas, que ofrecen al negro la posibilidad de eludir las lentas maniobras del gambito de dama, y entrar rápidamente en posiciones más abiertas con posibilidades tácticas. Una de estas alternativas es el Gambito Volga, también conocido como gambito Benko, donde el bando negro ofrece los peones de las columnas a y b, y coloca su alfil en a6 antes de que las blancas jueguen e3 o e4, entorpeciendo de esta manera el enroque blanco y montando un ataque sobre el flanco dama, gracias a las columnas y diagonales que se abren sobre la misma. Sin más preámbulos, analicemos las variantes principales.

1.d4 Cf6 2.c4 c5 3.d5 [3.dxc5 e6 4.Cc3 intentar defender el peón de c5 puede terminar siendo peor para las blancas: (4.b4 Cc6 5.Ad2 a5 6.b5 Ce5 las negras recuperan el peón, y tienen mejor desarrollo) 4…Axc5 5.Cf3 0-0 6.e3 Cc6 con juego tranquilo para el bando negro] 3…b5 4.cxb5 [4.e3 es inferior por 4…Ab7 5.Cf3 Ca6 6.cxb5 Cb4] 4…a6 5.bxa6 [5.e3 e6 6.dxe6 fxe6 7.Cc3 axb5 8.Axb5 Ab7] 5…Axa6.

Aquí hemos llegado a la posición que caracteriza al gambito Volga. Las negras han entregado un peón, pero ni soñar que es gratis. El alfil de a6 dificulta el enroque blanco, por lo que éstas deben decidir si desarrollar el alfil por g2, o bien permitir el cambio en f1 luego de mover el peón e, y luego realizar la maniobra Cf3-g3-Rg2-Te1. Otra compensación para las negras está representada por el dominio de las columnas semiabiertas a (dominada por la torre de a8), y la columna b, posible destino de la otra torre luego del enroque. El plan negro se define por las maniobras g6-Ag7-0-0-d6-Cd7 y la salida de la dama ya sea a b6 o a5 con posible ida de la torre f a b8.

Con esta disposición, el bando negro ejerce mucha presión sobre los peones de a3 y b3, especialmente sobre este último gracias a la fuerza del alfil de g7. Por otra parte, el rey blanco podría estar en peligro directo si no se controla adecuadamente las diagonales e1-a5, f1-a6 y g1-a7. El posible avance c4 puede descubrir posibilidades tácticas con la dama en b6, el caballo de f6 dispone de saltos interesante a e4 y g4, mientras que el corcel de d7 dispone de la fuerte casilla de e5, desde donde puede pasar a c4, o incluso, si las negras han tocado su peón e pasar a d3, previo adelanto del peón a c4. Todo esto abre un abanico de posibilidades ofensivas para las negras.

Por su parte, las blancas deben estar atentas a todo este despliegue de las fuerzas contrarias, manteniendo en principio en sus casillas de origen los peones de a2 y b2, y buscando luego un bloqueo del flanco dama, con maniobras como b3-a4-Cb5. Las blancas también pueden plantear, de ser posible, amenazas por el flanco rey, donde hay escases de piezas enemigas. Atendiendo lo dicho, veamos los esquemas principales por los que suele discurrir la lucha en este gambito.

6.Cc3 g6 7.Cf3 [7.e4 Axf1 8.Rxf1 d6 9.g3 Ag7 10.Rg2 0-0 11.Cf3 Cbd7 y las blancas deben jugar más temprano que tarde h3, para evitar el salto del caballo negro a g4, que abriría peligrosamente la diagonal del alfil de g7, o bien sería el primer paso de este corcel para ir a e5, donde estaría firmemente centralizado.] 7…Ag7 8.g3 d6 9.Ag2 0-0 [9…Cbd7 esta es otra opción 10.0-0 Cb6] 10.0-0 Cbd7 11.Te1 Db6 [11…Da5 12.h3 (12.e4 Cg4 Las negras lograron jugar Cg4, y no hay manera de evitar que ahora el caballo salte a e5. 13.Ah3 no soluciona el problema. 13…h5 14.Axg4 hxg4 15.Cg5 Ce5) 12…Tfb8 13.e4 Ch5 14.Dc2 (14.g4 Axc3 15.bxc3 Chf6) 14…Ad4] 12.Dc2 [12.h3 Ac4; 12.b3? Ce4] 12…Db7 13.Td1 Tfb8 14.h3 [14.b3 Cg4] 14…Ce8.

Estas son las líneas principales del gambito Volga. Sin duda un arma poderosa contra un d4 inicial de parte de las blancas, y que seguro atraerá a quienes gustan lanzarse pronto al ataque aún a costa de inferioridad material.

Este artículo corresponde a la categoría Apertura. Clasificado según los tags .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *